Navidad ecológica y sostenible: cómo conseguirlo

Con el fin del año presente y el comienzo del próximo, tenemos la oportunidad de reflexionar sobre nuestros hábitos y pensar en cómo nuestro estilo de vida afecta al entorno en el que vivimos. Para vivir una Navidad ecológica y sostenible no es necesario plantar árboles ni organizar una campaña para concienciar, sino simplemente ser un poco ecologista en cada uno de los días festivos y en todos los demás que vendrán.

Navidad ecológica y sostenible

Cómo disfrutar de una Navidad ecológica y sostenible

1. Comprar menos. Durante esta época navideña el centro se llena de gente, las tiendas venden más que nunca y parece que la única manera de demostrar cariño es en forma de detalles envueltos. Para disfrutar de una auténtica Navidad ecológica y sostenible, regala objetos reciclados, sostenibles y sobre todo prácticos, que no sean de usar y tirar. Considera crear tus propios regalos.

2. Los juguetes, que sean buenos. Si tienes niños en casa, con sólo encender la televisión van a desear todo tipo de muñecas, coches, puzzles y peluches. Apuesta sólo por los juguetes que trabajen su imaginación y que aumenten su conocimiento.

3. Utilizar el transporte público. Para llegar a la cena de Nochevieja, utiliza tu coche solamente si en él viajarán muchas personas. Si no, apuesta por alternativas que protejan el medio ambiente y que garanticen una Navidad ecológica y sostenible.

4. Prestar atención a los pequeños detalles. La Navidad ecológica y sostenible se consigue apostando por la ducha en vez del baño, cerrando el grifo mientras nos estemos lavando los dientes o enjabonando las manos, utilizando bombillas de bajo consumo y manteniendo limpia nuestra casa con la ayuda de electrodomésticos ecológicos.

5. Una comida ecológica. Guarda las sobras en vez de tirarlas y evita los alimentos que no vayan a mejorar tu salud.

6. Cuidado con las decoraciones. En vez de comprar adornos de Navidad nuevos cada diciembre, aprovecha los que ya tienes o intercambia los que te cansan por los que otras personas ya no quieren en casa. Es uno de los trucos para tener una Navidad ecológica y sostenible.

IMAGEN de: AlicePopkorn

Add A Comment