Huertos compartidos, fomentando la agricultura ecológica y el consumo familiar

Cada vez son más las personas interesadas en poder cultivar frutas y verduras para el consumo propio pero son pocos los que disponen de un terreno donde hacer crecer estos vegetales. Al mismo tiempo, hay propietarios de pequeñas tierras que, aunque les gustaría aprovecharlas como huerto, no tienen tiempo para trabajarlos.

Huertos compartidos es un proyecto de Reforesta que pretende servir de enlace entre los interesados en cultivar y los propietarios de los terrenos para fomentar la creación de huertos tradicionales ecológicos que procuren a las familias cierta independencia en el consumo de alimentos a la vez que se aseguran una dieta sana y equilibrada.

El proyecto se ha puesto en marcha a través de una web con vocación social. En ella, los interesados se registran bien como hortelanos, bien como propietarios. Tras el pago de una única cuota simbólica de 2€, ambas partes podrán formalizar un contrato propuesto por los responsables del proyecto para garantizar la seguridad jurídica para los implicados. A partir de ese momento, el hortelano puede empezar a trabajar la tierra que se le haya cedido a cambio de compartir una parte de las frutas y verduras que obtenga con el propietario del terreno.

Además de estos intercambios directos entre hortelano y propietario, también existen los llamados “Huertos Tutelados”. Bajo este nombre, se pretende crear una red a lo largo de toda España de huertos-escuela donde los hortelanos tendrán acceso a grandes fincas y podrán cultivar sus alimentos con la tutela de un experto en horticultura ecológica que les asesorará en todo momento. El primero de estos huertos tutelados está en marcha desde el mes pasado en la Comunidad Valenciana con 42 participantes.

Por último, cualquier persona u organización puede colaborar con el proyecto tanto con donaciones económicas como materiales e incluso impartiendo cursos o talleres de agricultura ecológica.

Add A Comment