Minería en la Argentina: características y riesgos ambientales

Esta actividad es catalogada como una de las más contaminantes, y en la Argentina crece considerablemente. Este país cuenta con un importante potencial geológico para la explotación de la minería: dispone de la cordillera de los Andes y conserva alrededor del 75% de sus recursos sin explotar. Además, hay que sumarle el marco legal, que no ampara y protege el medio ambiente, sino que garantiza las inversiones de las empresas multinacionales.

Una mina a cielo abierto

La Argentina posee gran cantidad de recursos mineros como el oro, cinc, plata, uranio, litio, potasio, etc. Pero además de esta riqueza, existen zonas sin explorar en el territorio, como el noroeste, el sur del país y la región central, que tienen diversidad en rocas.

El impacto ambiental

La doctora Diana Mutti, geóloga argentina y ambientalista, expresó que no existe actividad no contaminante, sino que hay distintas formas de trabajar, como por ejemplo la minería responsable que efectúa los estudios pertinentes en cuanto al impacto de la actividad en el agua, aire, flora y fauna.

De esta forma se lleva adelante la tarea con el menor costo ambiental y permite, según Mutti, tomar medidas para prevenir los potenciales impactos. Desde esta perspectiva, se habla de una minería planificada, que realiza cierres progresivos a medida que se va terminando de explotar, que prevé el incidente antes que suceda y que elige las zonas que pueden ser operadas bajo una minería responsable y sostenible.

También tenemos la minería artesanal o minería ancestral, que la realizan los pueblos originarios sin medios de tecnificación. Es altamente contaminante, porque utiliza para el oro, por ejemplo, amalgama de mercurio. A pesar de esto, hay que considerar que no se trata de irresponsabilidad, sino que hay que tener en cuenta la cuestión cultural. De todos modos, esta actividad puede mejorarse e incorporarse como patrimonio de una región.

Marco legal

A nivel internacional, las normas son dictadas por organismos multinacionales que determinan diferentes códigos a seguir como, por ejemplo, no superar determinada cantidad de arsénico en el agua. Según la geóloga Mutti, existen normas en diferentes lugares, normas europeas, americanas y locales.

Las europeas son determinadas por un porcentaje elevado de países adherentes. Esto significa que hay que seguir normas internacionales, pero hay compañías que no siguen los estándares, no son auditadas según las normas ambientales como las ISO 14.000.

Además de las normas internacionales tenemos las normas locales, por ejemplo, la casa matriz trabaja en cada país con determinadas fusiones y, además, debe seguir las normativas genéricas pero con cierta independencia. Sobre este punto, la Dra. Mutti destacó que la Argentina necesita inversiones que le permitan alternativas viables, siguiendo lo que la sociedad pretende. Esas opciones existen, aunque son muy costosas. Actualmente se aprobaron las normas ISO 26.000, que trabajan en la gestión de industrias socialmente responsables.

Add A Comment