La preservación ambiental en yacimientos petrolíferos off shore

A la par del progresivo agotamiento de las fuentes de hidrocarburos en tierra, en todo el mundo avanzan las exploraciones petrolíferas off shore, o sea las realizadas mar adentro. Sin embargo, cualquier accidente en esas localizaciones supone un fuerte pasivo ambiental, como ya ha sucedido en muchas ocasiones. Ahora, los científicos avanzan en nuevas tecnologías para la preservación ambiental en estos yacimientos, buscando minimizar los daños sobre la ecología.

La preservación ambiental en yacimientos petrolíferos off shore

La gran mayoría de los habitantes de este planeta coincidimos en que la mejor forma de satisfacer las necesidades energéticas de la humanidad es a través de las fuentes limpias y renovables, que garantizan sostenibilidad y un menor impacto ambiental. Sin embargo, su desarrollo sigue siendo muy lento y, mientras tanto, los requerimientos de la sociedad y de la industria deben satisfacerse.

Es así que las naciones multiplican sus esfuerzos para incrementar sus reservas hidrocarburíferas, y la especialidad off shore es una de las posibilidades más importantes. Pero un equipo de investigadores de la Universidad de California en San Diego, con la colaboración del Instituto Catalán de Nanotecnología en Barcelona, ha avanzado en una nueva técnica para remediar los pasivos ambientales ligados a estas iniciativas.

Se trata de minisubmarinos autopropulsados, que servirán para limpiar vertidos de petróleo crudo y minimizar el impacto ecológico de los accidentes en las plataformas off shore. Los minisubmarinos son capaces de recolectar el petróleo vertido gota a gota, para luego transportarlo a un lugar de máxima seguridad.

Una tecnología con futuro

Los investigadores dicen haber concretado pruebas prometedoras en el marco de este proyecto. Se emplean nanomotores, o sea diminutos dispositivos que pueden autopropulsarse. Según destaca el director de la investigación, Joseph Wang, sería el primer caso de nanomáquinas empleadas como solución medioambiental.

Asimismo, los investigadores destacaron que se usan microtubos en forma de conos, confeccionados con materiales como oro, níquel y platino. Los micromotores generan oxígeno al detectar peróxido de hidrógeno, produciendo burbujas que logran hacer movilizar a los dispositivos. Además, pueden captar el aceite, lo que posibilita su empleo en el futuro como nanovehículos en casos de contaminación.

Aún se trata de ensayos iniciales, o sea de acercamientos de laboratorio orientados al uso de nanomotores en el medio ambiente. La idea se ha basado en tecnologías similares con aplicación en el terreno de la medicina. Vale destacar que uno de los principales escollos a superar es la utilización de materiales más baratos para la fabricación de los nanomotores.

Foto de Carlos Domínguez

Add A Comment