¿Cómo afecta la crisis económica al medio ambiente?

La crisis ha venido con demasiadas personas en paro, con víctimas de desahucios, precariedad laboral y un estado general de ansiedad. Es indudable que estos difíciles momentos nos afectan en el día a día, pero además de empeorar nuestra calidad de vida también está perjudicando al medio ambiente, y está haciendo sufrir al planeta. Esta ‘gran recesión’ afecta al planeta precisamente porque viene con grandes recortes que dificultan las mejoras medioambientales.

La crisis reduce los fondos para el cuidado del medio ambiente

Los recortes impiden disminuir la contaminación. La página ‘Melior’ también prevé un mayor número de incendios que acaban con los bosques, más deforestación y también sequías. Si pensábamos que la dificultad económica que atraviesa el mundo en la actualidad sólo afecta a nuestros bolsillos, estábamos equivocados.

‘La Opinión de Murcia’ destaca que la crisis económica actual afecta negativamente a la sostenibilidad, y nos aporta un porqué: esta crisis es la excusa para que las leyes sean menos exigentes con su deber con el planeta. Se invierte mucho menos dinero que antes en el medio ambiente, con la idea de que es mucho más importante conservar otros gastos.

Esto es así. La Agencia EFE ha informado de que, según Daniel Cebrián (oficial de Acciones Estratégicas del Centro Regional para Zonas Especialmente Protegidas de la ONU), la conservación se está poniendo en segundo lugar, para preocuparse primero por otras cuestiones ‘más relevantes’.

Tenemos, como parte positiva, el hecho de que esta dificultad económica y laboral nos está volviendo más concienciados y, al ahorrar más, gastar menos y reciclar más, aunque no nos demos cuenta sí tratamos mejor al planeta en el que vivimos. Y en este caso contamos con las nuevas tecnologias, como webs de anuncios gratis, que nos permiten la compra-venta de objetos usados, contribuiendo así a no contaminar.

Foto de Coatl28.

Comments

  1. rené

    El presente artículo nos hace ver claramente que al pasar a segundo plano el cuidado del medio ambiente que es nuestro, entonces la especie humana pasa automáticamente a un plano de sucumbir.
    Todo por dar paso al consumismo desenfrenado manejado por el «marketing» capitalista. Se debe enraizar las prácticas de Reducir, Reciclar, Reutilizar, Reflexionar y Reclamar; esto nos va a llevar al Buen Vivir que no es lo mismo que vivir bien.

Add A Comment