Ni las constantes promesas ni la ralentización de la economía parecen conseguir frenar las emisiones globales de CO2 que recibe nuestra atmósfera. Así lo asegura un estudio realizado por el Centro Tyndall para la Investigación del Cambio Climático de la Universidad de East Anglia, que concluye que, lejos de disminuir, las emisiones de gases contaminantes batirán un nuevo récord antes de que termine el 2012.

2012 batirá el récord de emisiones globales de CO2

La investigación, publicada recientemente por la revista Nature Climate Change, cifra en 35,6 millones de toneladas la cantidad de emisiones de CO2 que habremos generado antes de que termine el año, lo que supone un incremento del 2.6% respecto al 2011. De esta manera, nuestro planeta continúa quemando todavía un 58% más de combustibles fósiles que en 1990, año tomado como referencia por el Tratado de Kyoto.

Según el estudio, China, Estados Unidos y la Unión Europea se sitúan como principales culpables de dichas emisiones con un 28%, un 16% y un 11% respectivamente. De hecho, el impresionante volumen de emisiones del gigante asiático continúa elevándose a razón de un 9% por año sin que hasta ahora se hayan tomado apenas medidas para reducir su creciente contaminación, que ya comienza a suponer un importante lastre económico para el país. De hecho, el propio gobierno chino acaba de anunciar un plan de 43.000 millones de dólares para reducir el impacto ecológico del país, que por otra parte, destina más de 112.000 millones al año a los gastos sanitarios derivados de la importante contaminación que sufren ciudades como Pekín.

Estos datos ponen de manifiesto la necesidad urgente de tomar medidas para conseguir alcanzar el objetivo de 2ºC centígrados de elevación de las temperaturas que se baraja estos días en la Cumbre del Clima de Doha, en la que se ha puesto como ejemplo la labor llevada a cabo por países como Dinamarca, Suecia o Reino Unido, que en la última década han conseguido reducir sus emisiones a razón de un 5% por año.

Foto de Guilherme Cecílio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *