Políticas en Ecuador por un desarrollo sostenible

Caracterizado por su alto grado de compromiso con el Medio Ambiente, el país de Ecuador se sitúa como uno de los mejores ejemplos a seguir en pos de un desarrollo sostenible gracias a las diferentes acciones políticas, económicas y sociales que ha venido desarrollando en los últimos años. Las más importantes, la inclusión en su Constitución de varios apartados que, como ocurre con los artículos 3, 14 y 71, tienen como objetivo primordial el desarrollo sostenible del país. En concreto, el artículo 71 especifica que el Estado “incentivará a las personas naturales, y a los colectivos, para que protejan la naturaleza, y promoverá el respeto a todos los elementos que forman un ecosistema”. Uno de los objetivos por un desarrollo sustentable en el cual Ecuador ya está trabajando mediante la puesta en marcha de proyectos como Socio Bosque

Políticas en Ecuador por un desarrollo sostenible

Aprobado por el Ministro de Medio Ambiente de Ecuador hace ya cuatro años, el Proyecto “Socio Bosque” responde a tres objetivos concisos por un desarrollo sostenible:

  1. Conseguir proteger los bosques, páramos, vegetación nativa y sus valores ecológicos, económicos y culturales.
  2. Conservar las áreas de bosques nativos, páramos y otras formaciones nativas del país reduciendo las tasas de deforestación (al 50%) y las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas.
  3. Contribuir a la mejora de las condiciones de vida de la población que participe en este proyecto por un desarrollo sustentable.

Con el fin de alcanzar estos objetivos se ha contado con el apoyo de un millón de habitantes ecuatorianos, los cuales han recibido una compensación económica por realizar una labor activa de protección en sus bosques. Una ayuda que ya ha arrojado sus primeras cifras positivas, logrando registrar en 2012 el primer millón de hectáreas conservadas en Ecuador bajo el amparo del programa Socio Bosque. La mejor prueba de que las políticas por un desarrollo sustentable se materializan con el tiempo en beneficios, ya no solo para el desarrollo sostenible de la naturaleza, sino también para el avance de una sociedad comprometida con el Medio Ambiente.

Add A Comment