La presión social obliga a la Xunta a prohibir las fumigaciones aéreas de masas de eucaliptos

La presión social de entidades como la Plataforma contra as Fumigacións e por un Futuro sen Pesticidas y la mediación del Valedor do Pobo (Defensor del Pueblo en Galicia) han logrado que la Xunta de Galicia prohiba la fumigación aérea con pesticidas tóxicos en plantaciones de monocultivo de eucaliptos afectadas por el insecto Gonipterus scutellatus (gorgojo del eucalipto).

La Secretaría General de Montes confirmó al Valedor la denegación del permiso a la empresa ASPAPEL para realizar este tipo de fumigaciones al contravenir éstas la directiva europea 128/2009/CE, tal y como advertía la Plataforma en la queja presentada ante el Valedor do Pobo por la asociación ecologista ADEGA.

La presión social obliga a la Xunta a prohibir las fumigaciones aéreas de masas de eucaliptos

La alarma social surgió el pasado mes de abril después de que la Asociación Galega de Apicultores (AGA) advirtiese de los riesgos que podría tener el empleo de ‘flufenoxurón’, un pesticida catalogado como tóxico por la Unión Europea cuyo uso quedará definitivamente prohibido el próximo 1 de enero y que la Xunta pretendía fumigar por cientos de miles de hectáreas en Galicia.

Entre los efectos nocivos de este insecticida «persistente y bioacumulable» está el de ser tóxico para las abejas y los animales acuáticos, acumulándose en la cadena trófica y contaminando los cursos de agua. También mata a la propia avispa que se utiliza para la lucha biológica contra el gorgojo e incluso se han documentado casos de toxicidad en humanos.

En Galicia serían 69 zonas de ocho kilómetros cada una las afectadas por estas fumigaciones, en torno a las cuales existen lugares habitados, cursos fluviales, incluso espacios Red Natura 2000.

La Plataforma contra as Fumigacións, integrada por la propia AGA, los sindicatos SLG y Fruga o las organizaciones ecologistas ADEGA y Verdegaia, entre otros, llegó a reunir cien mil firmas contra el plan fumigatorio, además de realizar varias manifestaciones y presentar denuncias ante la Fiscalía.

A pesar de haber logrado su objetivo, afirman que seguirán luchando contra el empleo de pesticidas y otros productos perjudiciales para nuestros ecosistemas y nuestra salud. En este sentido, las distintas asociaciones que conforman la Plataforma abogan por un cambio de modelo productivo «en el que desaparezcan los monocultivos que, como demuestra el caso del eucalipto, son sumamente vulnerables a las plagas, cuya eliminación supone riesgos inasumibles para la salud pública y el futuro de nuestra producción de alimentos».

Foto de Luís García Quintanilla/Greenpeace

Add A Comment