Hacer visibles las pérdidas energéticas de los edificios

La unión de varias empresas que proveen de diferentes soluciones y materiales para el aislamiento térmico de los edificios, que deciden primar el interés común del planeta e impulsar un proyecto para sensibilizar a la ciudadanía, es lo que da origen a la Fundación La Casa que Ahorra. Su objetivo es concienciar sobre la importancia de mejorar la eficiencia energética en nuestros edificios y los beneficios ambientales, económicos y sociales de esta opción.

Hacer visibles las pérdidas energéticas de los edificios

Esta organización sin ánimo de lucro nace en el año 2010 y desde entonces lleva a cabo esta importante labor de divulgación y sensibilización a través de diferentes vías y canales, un ejemplo de ello es la exitosa apuesta que han realizado por las redes sociales. También participan en foros y jornadas y elaboran artículos divulgativos, a la vez que desarrollan proyectos como el Programa de Diagnóstico Energético del Hábitat Urbano, que están llevando a cabo con la participación del Centro Nacional de Energías Renovables (CENER).

Este Programa, precisamente, se diseñó con la finalidad de mostrar a los ciudadanos, en cinco municipios españoles, las pérdidas energéticas que se producen a través de sus edificios mediante un análisis de los mismos con termografías, y mediante la recogida de encuestas a los vecinos, entre otras metodologías. Las termografías han permitido hacer visible lo invisible, es decir, mostrar a los vecinos por dónde se está escapando el calor en sus viviendas.  Para completar este análisis, el programa realiza una serie de simulaciones informáticas que ponen de manifiesto la reducción de la demanda energética de calefacción y refrigeración que se puede lograr adoptando una serie de medidas de mejora del aislamiento.

El pasado 30 de octubre se presentaron los resultados del Programa en Segovia, habiendo sido presentados con anterioridad en Granollers y en Arahal (Sevilla).

Foto de Solipsism Prism

Add A Comment