El incremento en la temperatura global y su impacto en la vida vegetal

Según un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de California, en Estados Unidos, y que recientemente difundiera la revista especializada Nature, el aumento que se registra actualmente en la temperatura global ha provocado un mayor impacto al previsto inicialmente en el ciclo de vida de las distintas especies vegetales que pueden hallarse en el planeta.

El incremento en la temperatura global y su impacto en la vida vegetal

La principal influencia tiene que ver precisamente con un adelanto en el ciclo de vida de las plantas. Esto significa que las especies vegetales adelantan su proceso de floración en un promedio de entre cinco y seis días, ante cada grado centígrado de incremento en la temperatura global. La situación se registra en diferentes hábitats y especies, por lo tanto no pertenece a una reacción concreta o particular de una variedad o región sino que puede generalizarse a todo el mundo vegetal.

De acuerdo a los estudios previos sobre este mismo tema, la aceleración en la floración debería concretarse en una media de entre 1,9 y 3,3 días ante cada grado de aumento en la temperatura, pero sin embargo los registros realizados por los especialistas norteamericanos indican que el ritmo de aceleración se ha duplicado.

Para llegar a estos resultados se han aplicado variantes en la metodología de investigación en cuanto al estudio de las especies vegetales. Por supuesto, existen diferencias en el impacto de acuerdo a las variedades. Aquellas especies que adelantan en mayor medida su ciclo vital son las que germinan y mueren en un mismo año, como así también las que florecen al inicio de la primavera.

Factores con impacto en todo el sistema ambiental

Por el contrario, otras variantes resultan más resistentes. En cualquier caso, los cambios son muy importantes porque los organismos vegetales tienen un fuerte impacto en la actividad desarrollada por los insectos polinizadores y en el ciclo de lluvias. En consecuencia, se transforman en un indicador clave del estado general del medio ambiente y de las variaciones en la temperatura.

La investigación analizó más de mil especies vegetales en cuatro continentes, desarrollando técnicas como la observación a largo plazo, la revisión de trabajos y estudios anteriores y el desarrollo de experimentos a pequeña escala. Las investigaciones previas se centraban en experimentos a corto plazo, en los que las diferentes especies eran sometidas a procesos de calentamiento artificial, extrapolando las reacciones a períodos más extensos.

Foto de Alonso Javier Torres

Add A Comment