El e-bus, una iniciativa ecológica sobre la carretera

Todos sabemos que reducimos la contaminación al escoger el transporte público en vez del vehículo privado, pero lo que recientemente se ha convertido en noticia es un autobús que, aunque ya de por sí proteja al medio ambiente, ha ido un paso más allá. La empresa canadiense Bombardier Transportation ha presentado su proyecto, el primer e-bus inalámbrico, en Ginebra (Suiza) por motivo del Congreso Internacional de Transporte Público y Movilidad.

autobus

Sus características

Se llama ‘Primove e-bus’ y comenzará a funcionar en 2014. Tiene una batería ligera y pequeña que se recarga tres veces más rápido que las convencionales, un sistema de propulsión y control que garantiza la eficiencia energética y una recarga por inducción magnética. ¿Qué significa esto? La novedad es que la batería del Primove e-bus se recarga durante su trayecto por un sistema de inducción y sin necesidad de pararse. Eso sí, necesitará conducir por una vía especial.

Los beneficios son múltiples: cuando el autobús se detiene, una placa magnética extrae energía de una segunda placa que se encuentra debajo del asfalto. De esta manera, el autobús eléctrico se carga de manera inalámbrica, sin conexiones con cables, más rápidamente y sin la posibilidad de que la batería se agote.

El e-bus cuida la carretera porque su imán puede estar en los agujeros de las tapas de la alcantarilla.

Una realidad

¿El objetivo? Crear una alternativa al tradicional autobús de diésel. El método inductivo detecta si un transporte eléctrico que utiliza el sistema está sobre la vía, tanto detenido como circulando, y lo activa.

Llegará a Mannheim (Alemania), donde ya ha sido probado; luego a Berlín y a Brunswick y, un tiempo después, a Brujas (Bélgica). En 2014 también es posible que se apunte a este proyecto Nanjing (China). Para averiguar cómo sería viajar en un autobús que no necesite cables para funcionar, Rampini (Italia), Viseon (Alemania) y Hess (Suiza) también han probado este nuevo sistema.

FUENTE: Motor
IMAGEN: Paolo Margari

Add A Comment