Como hacer jabón de aceite reciclado

Seguro que ya conoces algo de información acerca de lo contaminante que resulta el aceite que usamos en la cocina cuando decidimos verterlo por el desagüe una vez utilizado. Una acción tan rápida como dañina que podemos evitar dejando tiempo a que el aceite se enfríe para, con un embudo, depositarlo en una botella a la espera de su reciclaje. En contenedores especiales destinados para su almacenamiento o en puntos limpios, normalmente más alejados del núcleo urbano, las formas de reciclaje de aceite que encontramos en el sistema público son tan variadas como las que nosotros mismos podemos llevar a la práctica. Una entretenida manera de dar un nuevo uso al aceite vegetal que utilizamos para cocinar, perfecto para renacer de sus cenizas en forma de jabón ecológico.

Como hacer jabón de aceite reciclado

Pasos para hacer jabón de aceite reciclado

  1. Después de haber almacenado suficiente aceite como para llenar una botella de un litro, deberás filtrar el contenido para retirar los posibles restos que pudiera tener de cocinar.
  2. Con el aceite ya listo, escoge un recipiente resistente al calor y vierte en él 250 ml. de agua. Después y con los guantes puestos (siempre después si no quieres provocar una reacción química peligrosa) vierte sobre el agua 180 gr. de soda cáustica con una pureza del 99% mientras remueves la mezcla con una cuchara de madera o acero inoxidable. Notarás entonces que la temperatura sube hasta superar los 45 grados, algo que provoca la emanación de gases que se desaconseja respirar.
  3. Cuando la temperatura baje a los 35º-45º, es el momento de añadir el aceite lentamente mientras seguimos removiendo la mezcla.
  4. Incorpora 30 gr. de aceites esenciales, 24 gr. de té verde (o cualquier otro aroma que prefieras), 10 gr. de aloe vera y 3 gr. de vitamina e, vitamina que, presente en el aceite vegetal, también encontramos en altas dosis en otros alimentos como el albaricoque deshidratado, el kiwi o los arándonos rojos. Otras opciones aromáticas para los más atrevidos.
  5. Por último, y antes de que espese, vierte el contenido en moldes para que adquieran una forma compacta. Puedes utilizar envases de yogures o cualquier otro recipiente que posteriormente puedas desechar.
  6. Haciendo uso de unos guantes, saca los jabones de los moldes pasados 3 días como mucho y colócalos en un lugar ventilado y seco para que se eliminen correctamente los excedentes de agua y soda que, luego, podrás retirar con un paño y un poco de vinagre.
  7. A las 6 semanas debes medir el PH del jabón. Si los niveles se sitúan entre 7 y 8 será el momento perfecto para empezar a disfrutar de tu jabón ecológico reciclado.

Con propiedades biodegradables, antisépticas y humectantes, el jabón ecológico procedente del reciclado de aceite vegetal nos mantiene, además, alejados de agentes tensoactivos, usuales en detergentes y dañinos para el medio ambiente y la salud. Una explosiva mezcla que podemos evitar desde nuestra propia casa reciclando el aceite vegetal en jabón ecológico. Solo nos hará falta un lugar ventilado y mucha precaución a la hora de seguir los pasos anteriores correctamente.

Comments

  1. raul

    Sale mas barato comprar el jabon que lo que gaste en la sosa, el tiempo y los pobres jabones que salieron, eso sin agregar el aroma .

  2. ROSARIO LARA PAEZ

    YO LO HE HECHO ASI PERO NO SE FORMA EL JABON. SOLO QUEDAN GRUMOS MUY PICOSOS POR LA SOSA Y NO QUEDA SOLIDO. QUEDA SOLO GRASA Y NO JABON.

Add A Comment