Reciclando el aceite de nuestras cocinas

El aceite forma parte de la dieta mediterránea y es uno de los pilares de nuestra alimentación. Si bien son indudables sus cualidades dentro de la cocina, no es menos cierto que hemos de ser conscientes de las particularidades que posee para el medio ambiente si no se recicla. Debido a su composición, tirarlo por el desagüe no es una solución, ya que contamina el agua y puede obstruir las tuberías.

La mejor solución es reutilizarlo adecuadamente, sin llegar a quemarlo. Cuando se llega a este punto es hora de reciclarlo. Para ello, os sugerimos dos opciones:

Reciclando el aceite de nuestras cocinas

Llevarlo a un punto limpio

Colar el aceite frío en una botella de plástico y dejarlo en un punto limpio de tu ciudad. Algunos municipios están haciendo campañas de concienciación sobre el reciclaje del aceite y reparten embudos que incluyen un filtro entre la ciudadanía, como es el caso del Ayuntamiento de Beniel (Murcia).

Con cada litro de aceite recuperado se puede obtener un litro de biodiesel para tu coche.

Convertirlo en jabón

La fabricación de jabón artesanal es un proceso muy antiguo. Los primeros restos de jabón encontrados datan del 2.800 A. C. Desde entonces mucho se ha debatido sobre su uso hasta llegar a nuestros tiempos. De hecho la utilización del perfume se debe a querer enmascarar los malos olores corporales.

Para producirlo basta con mezclar sosa cáustica con dos litros de aceite bien colado para evitar la transmisión de impurezas y dos de agua. Para otorgarle aroma se puede añadir un poco de suavizante o esencia. Todo esto se hierve y se remueve siempre en la misma dirección hasta que quede solidificado. Si queremos que tenga alguna forma determinada, podemos verter la masa antes de enfriarse en los moldes.

Como veis su elaboración forma parte de un proceso que pide paciencia y una cierta precaución, ya que la sosa cáustica es un elemento muy corrosivo que requiere ventilación de la cocina, uso de guantes y gafas protectoras. Por ello, los pequeños de la casa nos podrán ayudar a elegir la forma de los moldes, el color o el olor que desean que tenga el jabón, pero no es conveniente que colaboren en el proceso de creación.

¿Tienes alguna otra idea sobre qué hacer con el aceite usado de tu cocina? Déjanosla en los comentarios. ¡Gracias!

Foto de JaulaDeArdilla

Add A Comment