Aprovechar el agua de la niebla

El agua escasea en el planeta, y esta carencia se incrementa año tras año. La ONU estima que sobre 2025 las dos terceras partes de la población del planeta tendrán problemas directos en torno al acceso al agua. Considerando esta realidad, aprovechar el agua que llega a la superficie proveniente del cielo es una excelente alternativa. Hablamos del agua de lluvia o de la niebla, y en esta ocasión concretamente de los recursos que puedan extraerse a través de la niebla..

Los captadores de agua de la niebla son uno de los sistemas propuestos para afrontar la cuestión de escasez de agua. Estos aparatos permiten obtener de forma económica varios litros de agua diarios, y ya se ha comprobado su efectividad en países como Guatemala, Namibia, Chile, España, Perú o Sudáfrica.

Se trata de dispositivos con distintas formas, por ejemplo cilíndricos, planos o con configuraciones que imitan diseños de la naturaleza, como es el caso de los escarabajos. Los sistemas captan el agua de la misma forma que lo hacen las hojas de los árboles, empleando para ello unas mallas plásticas.

Estas mallas interceptan la niebla, ya que las gotas de agua colisionan contra las mismas, se van acumulando y descienden gracias a la gravedad por un canal hasta un depósito que las va conteniendo. En Chile, la comunidad de Chungungo abastece de agua a su población con estos captadores de agua de niebla, en una red que alimenta a 120 viviendas.

Distintas variantes

Cada tipología tiene sus ventajas. Los captadores planos se asemejan a una pantalla de cine, y se emplean en distintas dimensiones. En Tojquia, Guatemala, existe el mayor proyecto de este tipo a nivel mundial, con 60 captadores. En Lima, Perú, la ONG alemana Alimon posee dispositivos de esta clase que logran captar hasta 60 litros de agua por noche. En el caso de España existe un proyecto de red de captadores de agua de niebla ubicados en toda la cuenca mediterránea.

Por su parte, los captadores con forma cilíndrica no son tan utilizados porque recolectan una menor cantidad de agua. Sin embargo, se trabaja en formas innovadoras que puedan optimizar estos sistemas. Por ejemplo, un investigador del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), Shreerang Chhatre, ha empleado al escarabajo namib para desarrollar un captador de agua de niebla con las características necesarias para ser empleado en zonas pobres. El desarrollo hace uso del diseño natural del escarabajo, que cuenta en su caparazón con partes que atraen y otras que rechazan el agua, logrando que la misma llegue a su boca para poder consumirla.

Foto de Chaquetadepollo

Comments

  1. MARCOS

    Me parece una exageración los resultados de los estudios del equipo que hizo el estudio con cargo a la ONU. Con los métodos de desalación del agua de mar el abastecimiento de agua dulce se ha transformado en una problema de costo energético para el proceso y su traslado. El coto de la energía en la medida que se mejoren los métodos de conversión de energía solar a eléctrica y la eólica a eléctrica va llevar a un abastecimiento de agua a costo razonable en cualquier parte del mundo.

Add A Comment