Contaminación acústica

Cuando pensamos en la contaminación, nos viene a la mente la imagen de una carretera llena de vehículos. Pero lo que muchas veces se nos olvida es que los coches, o las fábricas, no son los únicos responsables de la contaminación actual. La contaminación acústica, también llamada contaminación sonora, es lo que sucede cuando en un lugar concreto el sonido es demasiado alto.

Y se llama contaminación precisamente porque la calidad de vida de las personas que viven en esa zona específica puede ser afectada.

¿Quieres conocer las razones por las cuales este tipo de contaminación es un peligro para el planeta?

contaminación acústica

¿Por qué nos debe preocupar la contaminación acústica?

1. Nosotros mismos causamos esta contaminación. Puede estar causada por todo tipo de actividades, y lo importante a tener en cuenta es que este tipo de eventos es causado por nosotros mismos. Las actividades como el tráfico, las industrias, la construcción de edificios, las obras públicas, las discotecas y los aviones son creaciones nuestras y solamente nos benefician a nosotros. El ruido que emiten puede dañar nuestra salud auditiva, física y mental.

2. La contaminación acústica puede disminuir nuestra capacidad auditiva. El sonido de los aviones y las discotecas no sólo puede empeorar nuestra capacidad para escuchar sonidos sino que también puede tener otras consecuencias, como los trastornos mentales.

3. Es peligrosa para los niños. Dificulta su capacidad para aprender a leer o a comunicarse verbalmente. Además, las mujeres embarazadas no deberían estar durante sus meses de gestación en lugares donde el sonido esté muy alto, pues después de los cinco meses de embarazo esta contaminación podría afectar al bebé.

4. Empeora nuestra memoria. Las personas que no se encuentran en zonas muy ruidosas recordarán mejor. Además, la irritabilidad y la agresión son conductas más habituales en personas que se encuentran en lugares con sonidos altos.

IMAGEN de: VinothChandar

Add A Comment