Centroamérica: inundaciones, deforestación y cambio climático

En distintos lugares del mundo, los ecosistemas están cambiando. Este es el caso de Centroamérica, que en los últimos años ha registrado un volumen de lluvias con resultados desfavorables para el medio ambiente y para la población, y más concretamente aún en los últimos meses. Lo inesperado en estas precipitaciones es que son inusuales y fuera de temporada.

Inundaciones en Guatemala

La pérdida de vidas humanas, las pérdidas económicas y materiales y el cambio en el hábitat ecológico del planeta son las consecuencias principales de estas catástrofes.

Pero además de las consecuencias, existen motivos que generan esta situación, veamos algunas cuestiones:

  • Modificaciones en las condiciones del suelo, debido a que existen zonas selváticas que han sido arrasadas por el ser humano, gracias al cambio de las tierras de cultivos. Este problema genera un suelo que no puede soportar el caudal de agua de las precipitaciones.
  • El poco cuidado de los recursos naturales y su sobreexplotación, que produce la evacuación de familias que se asentaron previamente en cauces naturales de ríos y arroyos, y que en la actualidad se encuentran en riesgo de ser afectados por una inundación. Cabe señalar que los asentamientos humanos se ubican en lugares no aptos para vivir, como por ejemplo laderas con peligro de derrumbe. Las familias que viven exclusivamente del cultivo agrícola y de la pesca pueden perder sus recursos de subsistencia y quedar sin nada.
  • Si profundizamos sobre el origen de las inundaciones y los desastres naturales que generan, nos podemos remitir al famoso calentamiento global, a la deforestación de bosques y selvas y al saqueo de los recursos naturales.
  • Necesitamos cambios en cuanto al mal uso de los recursos naturales, y nuevos enfoques en las políticas que hagan que sea posible pensar en una vida sostenible a largo plazo.

Las lluvias no cesan: datos a tener en cuenta

  • En Guatemala se registraron 32 personas muertas, 7 desaparecidas y 11.000 evacuadas. También hay un total de 8.704 viviendas dañadas.
  • En El Salvador se registraron 32 muertes, 2 personas desaparecidas y 25 personas heridas. Se contabilizaron 34.834 evacuados.
  • En Nicaragua y Honduras existen 15.000 familias aisladas y 9.100 personas evacuadas.

La problemática sanitaria

La contaminación del agua de los pozos y la proliferación de mosquitos transmisores de enfermedades hacen que las condiciones de salud de la población sean precarias.

Las carreteras y accesos a comunidades están bloqueados. Además, se produjeron daños en plantaciones, huertas, pérdidas de ganado y aves de corral.

Foto de Gobierno de Guatemala

Add A Comment