La contaminación del aire provoca dos millones de muertes por año

Contaminación del aire

En todo el mundo, los niveles de contaminación del aire se han incrementado peligrosamente en los últimos años. Se han detectado niveles preocupantes en las grandes ciudades de Asia y Sudamérica, que provocan más de dos millones de muertes al año.

Las cifras pertenecen a la Organización Meteorológica Mundial (OMM), en base a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). De esta manera, mientras la contaminación del aire se ha subestimado históricamente, hoy se demuestra con cifras certeras que la polución tiene efectos directos sobre la salud humana y amenaza la supervivencia de la especie.

Asimismo, este problema tiene distintos factores que se relacionan estrechamente. Por un lado, la calidad del aire es clave para la salud humana, pero también afecta en gran medida otros parámetros ambientales que están interconectados, como por ejemplo el clima, los cultivos, los desastres naturales o el efecto invernadero.

Partículas suspendidas

En las megalópolis y grandes ciudades, un problema acuciante son las partículas en suspensión en el aire, que se convierten en proble extremo en diferentes puntos de Asia, como en las populosas Karachi, Nueva Delhi, Katmandú, Dacca, Shanghai, Pekín o Bombay, entre otras. En todas estas ciudades, el nivel de partículas suspendidas en el aire sobrepasa en gran medida todos los límites, lo que evidencia una peligrosa y silenciosa contaminación.

América del Sur tampoco está ajena. Niveles similares se han registrado en ciudades como Lima, Santiago de Chile y Bogotá. En África, El Cairo es la ciudad con el aire más contaminado. Si tenemos en cuenta que aproximadamente el 50% de la población del planeta reside en aglomeraciones de gran tamaño, podemos tener una idea de la peligrosidad que representa la contaminación del aire para el hombre.

Una realidad que exige un cambio urgente

Por si esto fuera poco, las estimaciones de las Naciones Unidas indican que la proporción de la población humana en el planeta que vive en grandes ciudades podría incrementarse en dos tercios para 2030. ¿Nos quedaremos de brazos cruzados ante esto, viviendo en un ambiente insalubre en el cual tanto el aire como el agua estarán contaminados?

Los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) son claros: la contaminación del aire provoca problemas respiratorios y cardiacos, infecciones pulmonares y cáncer, lo que genera la muerte de más de dos millones de personas por año. Sin embargo, aún se toman pocas medidas para detener este grave problema.

Las partículas microscópicas que produce la combustión de madera, carbón y diésel no filtrado son parte de las fuentes más peligrosas de contaminación atmosférica. Estas provienen directamente de los procesos industriales, el transporte, la calefacción de las viviendas y las centrales eléctricas antiguas que trabajan con carbón o petróleo.

Foto de Viernest en Flickr

Comments

Add A Comment