Montaña de la Mesa: un lugar paradisíaco con importancia ambiental

Muchos paisajes de nuestro planeta merecen la protección de los habitantes y de los gobiernos. Cada lugar posee un valor ambiental de gran importancia para el planeta. Este es el caso de la Montaña de la Mesa, atracción turística que se encuentra en Ciudad del Cabo, en Sudáfrica.

Esta montaña permite admirar a los visitantes la belleza de la ciudad que la rodea. Desde el 11 de noviembre de 2011, Montaña de la Mesa es una de las siete maravillas naturales del mundo.

Este monumento natural se encuentra dentro del Parque Nacional Montaña de la Mesa, que tiene una impresionante selección de especies, algunas en vías de extinción.

La montaña tiene una extensión de tres kilómetros, y en su punto más alto alcanza los 1.086 metros. En ciertos momentos del día, sobre su planicie se produce un fenómeno denominado el mantel, donde las nubes se condensan por la humedad.

A su vez, es un símbolo que representa la bandera de esa ciudad y otras insignias locales.

Geografía, flora y fauna: legado para las futuras generaciones

Desde el año 1998, Montaña de la Mesa se encuentra dentro de un Parque Nacional que protege su flora y fauna, a pesar del turismo y de la negligencia del hombre. Esta montaña alberga al reino floral más rico y más pequeño del mundo, con más de 1.470 especies de flores. Además, su cima plana resistió la erosión durante seis millones de años.

Se encuentra en el extremo septentrional de una cordillera que forma la estribación de la Península del Cabo. Además, está rodeada por otras cumbres, como el Pico del Diablo y la Cabeza del León. Este conjunto de montañas forma junto con Signal Hill el denominado City Bowl, un gran terreno que tiene la forma de un tazón.

Con respecto a su flora, existen 2.200 especies de plantas, entre las cuales se encuentran las proteas. Hay que señalar que la montaña sufrió invasiones de plantas extrañas, como es el caso del Pino marítimo.

Su fauna está compuesta, por ejemplo, por el dassie o hyrax de roca, que se ubica alrededor de la estación del cable superior del teleférico, cerca de áreas donde los turistas desechan comida. Existen además puercoespines, serpientes, mangostas y tortugas. El último león en la zona fue reportado sobre 1802. Los leopardos vivieron en la montaña hasta aproximadamente el año 1920, y ahora están extintos.

Picnis, visitas turísticas y basura

Para llegar al lugar, el camino se puede hacer a pie o con un teleférico. Sobre su cima, que se encuentra a 1.086 metros sobre el nivel del mar, existen once miradores desde los que se pueden apreciar vistas panorámicas de la península, de la ciudad y de la costa.

Generaciones de lugareños y turistas visitan Ciudad del Cabo y realizan excursiones a la Montaña de la Mesa. Lamentablemente, se han utilizado estas zonas para hacer picnics y reuniones sin advertir de la basura que genera el hombre, muy nociva en ese lugar de importancia ambiental.

Esperemos que el ser humano revierta esta situación y conserve estos lugares, que serán tan preciados para las futuras generaciones.

Foto de  Don’t ever leave me…

Add A Comment