Calentamiento global y efecto invernadero: una mirada hacia adentro

Este fenómeno se define como el aumento de la temperatura media global de la atmósfera terrestre y los océanos. La principal alteración que provoca este calentamiento es el efecto invernadero, causado por la emisión de gases como el dióxido de carbono y el metano, producto de la actividad económica humana.

Este proceso evita que la energía solar recibida constantemente en la Tierra vuelva inmediatamente al espacio, produciendo a escala planetaria un efecto similar al observado en un invernadero, donde se puede condensar calor de manera artificial.

Algunas consecuencias del calentamiento global:

  • Disminución de los glaciares.
  • Elevación del nivel de los mares.
  • Cambios meteorológicos.
  • Modificación en la distribución de la flora del planeta.
  • Modificación en la distribución de la fauna del planeta.

Los científicos sostienen que las emisiones de gases efecto invernadero se han multiplicado desde la Revolución Industrial, debido al gran crecimiento de la actividad industrial y económica.

La comunidad científica internacional viene alertando hace tiempo sobre las consecuencias que implicará el crecimiento económico, demográfico y de consumo energético en el mundo. Alerta que de seguir aumentando al ritmo actual, en el 2050 la concentración de dióxido de carbono se duplicará con respecto a las cifras anteriores a la Revolución Industrial. Aseguran que de seguir la concentración de CO2 por encima de las 350 partes por millón, las consecuencias a nivel climático pueden ser devastadoras.

Formas de colaborar para evitar el efecto invernadero

Si queremos preservar a nuestro planeta debemos reducir las emisiones de CO2. Según los expertos, las emisiones de dióxido de carbono deberían bajar hasta 350 partes por millón como límite.

Algunos consejos útiles para colaborar con el “enfriamiento global” son:

  • Cambiar las bombitas de luz tradicionales por lámparas de bajo consumo.
  • Ajustar adecuadamente la calefacción y el aire acondicionado.
  • Comprar alimentos frescos y evitar productos envasados, que generan procesos perjudiciales para la naturaleza.
  • Comer menos carnes rojas, por la deforestación necesaria para sembrar los alimentos que consumen estos animales, la cantidad de fertilizantes para sembrar los mismos, el agua que usan y el metano que emiten.
  • Utilizar con criterio los aparatos electrónicos. Algunas maneras de obtener energía eléctrica generan gases de efecto invernadero.
  • Usar menos el automóvil. Caminar, ir en bicicleta, usar el trasporte público.
  • Plantar árboles. Un solo árbol elimina una tonelada de dióxido de carbono a lo largo de su vida.

Foto de FlyingSinger

Comments

  1. José Luis Lara Ramírez

    El consumo de gas L.P., domestico es un importante emisor de CO2, ya que cada casa habitación genera 32grs., de este al día en preomedio

Add A Comment