Oso Polar en peligro de extinción

El Oso Polar (Ursus maritimus) vive en las zonas heladas de los polos, principalmente en el Polo Norte. Esta especie presenta características que la distinguen de otros osos, con un perfil más alargado y las patas más desarrolladas, tanto para caminar como para nadar largas distancias. Las orejas y la cola son reducidas, para conservar el calor corporal, al igual que en muchos otros mamíferos árticos. Desgraciadamente, se encuentra en peligro de extinción.

Oso Polar en peligro de extinción

El grueso pelaje del oso polar, junto a una capa grasosa subcutánea, lo protegen de las bajas temperaturas. Si bien el pelaje luce blanco a la vista, en realidad sus pelos son transparentes.

Los machos adultos alcanzan a pesar alrededor de 500 kilogramos, y las hembras suelen pesar  entre 200 y 300 kilogramos. Sin embargo, en el tiempo en el que acumulan grasa antes de dar a luz, pueden pesar cerca de media tonelada. Los machos miden en promedio 2,5 metros de largo, mientras que las hembras rondan los 2 metros.

El período de apareamiento es entre abril y mayo. Durante este periodo, las hembras preñadas buscan amparo dando a luz una o dos crías en un refugio excavado en el hielo. Las hembras no comen nada durante este periodo, sino que viven de la grasa que han acumulado en su cuerpo durante el invierno, mientras que los cachorros se alimentan de la leche materna. Las crías nacen en octubre, tras una gestación asombrosamente corta, y llegan a estar junto a su madre hasta los dos o dos años y medio de edad. Maduran sexualmente entre los tres y los cuatro años, y pueden vivir un máximo de treinta años.

La caza masiva del oso polar puso a la especie al borde de la extinción, por lo que acabó prohibiéndose. También se ha perseguido el uso de cebos envenenados para matar a los osos. La amenaza actual la constituye el deshielo del polo norte debido al calentamiento global.

Situación crítica del oso polar

El calentamiento global puso al oso polar nuevamente en peligro de extinción, siendo su hábitat principal el hielo de mar. El oso polar necesita del hielo como una plataforma para la caza y para viajar a áreas aptas para dar a luz a sus crías.

A causa de los efectos del calentamiento global sobre el medio ambiente, los osos polares se ven obligados a nadar distancias cada ves más largas y a emigrar a tierra firme sin haber completado sus reservas de grasa, que pierden durante el verano y el otoño en forma tan crítica que afectan la capacidad de las hembras para quedar preñadas y minan su capacidad de producir leche para alimentar a sus crías. Esto ha provocado una caída del 15% en la tasa de nacimientos.

El calentamiento global causado por el aumento del dióxido de carbono artificial, hace que el hielo de mar del Ártico se derrita a una velocidad alarmante. Durante las últimas tres décadas, más de un millón de millas cuadradas de hielo han desaparecido. Esta tendencia podría ser catastrófica para el oso polar.

Foto de Mr. Theklan

Pablo Piacente

Sobre Pablo Piacente

Soy profesional freelance, productor y emprendedor en cultura y comunicación. Además de mi tarea en el campo de la redacción web, la comunicación social y la gestión cultural, soy artista sonoro y poeta por vocación primaria. Me interesan los temas educativos y creo que no hay otra forma de entender el mundo de aquí a unas décadas que desde la sostenibilidad y la conciencia ecológica. Soy Técnico Universitario en Gestión Cultural y Periodista y un amante de la libertad y la creatividad.
Esta entrada fue publicada en Fauna y flora y etiquetada con , , , , . Guarda el enlace permanente.