La salud del ambiente repercute en la salud humana

Desde siempre se supo que la relación entre ambiente y salud humana era muy importante, pero en tiempos de crecimiento económico desenfrenado y sin ningún tipo de contemplación ecológica el hombre pareció olvidar esa ancestral ligazón. Hoy, ante el incremento en la conciencia ambiental, también vuelve a retomarse la necesidad de la armonía entre ambos contextos.

La salud del ambiente repercute en la salud humana

De acuerdo a las definiciones planteadas en la mayoría de las declaraciones internacionales y los tratados realizados sobre el tema, la noción de salud ambiental incluye todos los aspectos de la salud humana que pueden estar determinados por factores ambientales, ya sea en el terreno físico, químico, biológico, social y psicosocial.

En relación a esto, un ambiente sano incluye una gran cantidad de componentes, como por ejemplo el aire, el agua, la tierra y los espacios destinados a vivienda. Todos estos elementos influyen en la salud del ambiente, provocando que el mismo sea positivo o negativo para la promoción de la salud humana.

Asimismo, el modelo de desarrollo actual ha provocado el surgimiento de nuevos riesgos para la salud y el bienestar de las personas en el ambiente, más allá de los inherentes al mismo. Estos son todos aquellos factores provocados por la propia actividad humana, como por ejemplo los ligados al desarrollo industrial.

Contradicciones e irracionalidad

Paradójicamente, mientras las tecnologías relacionadas a la salud y el conocimiento científico, la calidad ambiental y la higiene en términos generales y una mejor nutrición incrementan la esperanza de vida del hombre al nacer, durante su vida el mismo se ve expuesto a una mayor cantidad de riesgos ambientales con incidencia en la salud, como la contaminación del aire, del agua o de los cultivos.

Precisamente esos riesgos tienen que ver con un modelo de desarrollo que privilegia el crecimiento económico a cualquier costa por sobre la armonía del medio intervenido, olvidando que se están explotando recursos limitados y que esa actitud mezquina y cortoplacista terminará afectando a las próximas generaciones.

En consecuencia, si el objetivo es reestablecer la relación entre la salud del ambiente y la salud humana, para aprovechar los beneficios del avance tecnológico y científico en pos de lograr una mejor calidad de vida para todos, será vital un profundo cambio en el tipo de modelo social, económico y cultural dominante ¿Por cuánto tiempo más podremos poner por encima del sentido común y la responsabilidad ecológica al consumo desmedido e irracional?

Foto de Portal del Sur

Pablo Piacente

Sobre Pablo Piacente

Soy profesional freelance, productor y emprendedor en cultura y comunicación. Además de mi tarea en el campo de la redacción web, la comunicación social y la gestión cultural, soy artista sonoro y poeta por vocación primaria. Me interesan los temas educativos y creo que no hay otra forma de entender el mundo de aquí a unas décadas que desde la sostenibilidad y la conciencia ecológica. Soy Técnico Universitario en Gestión Cultural y Periodista y un amante de la libertad y la creatividad.
Esta entrada fue publicada en Medio ambiente y etiquetada con , , , . Guarda el enlace permanente.