Ideas para ir a la compra cuidando nuestro entorno

Es sabido que “el hombre es un animal de costumbres”. Este hecho no es una excepción a la hora de hacer la compra. Por ello, nos encontramos con hábitos que pueden dañar el medio ambiente. Tan sólo modificando algunos de ellos, podemos mejorar este aspecto de nuestra vida cotidiana y potenciar el buen uso de los recursos existentes.

  1. Se están empezando a suprimir las bolsas de plástico en los supermercados. Para substituirlas se pueden hacer servir las bolsas reutilizables, de tela o los cestos de paja.
  2. Si tenemos la oportunidad de adquirir huevos sin embalar, una opción sería reaprovechar las hueveras de cartón que ya tengamos en casa.
  3. Intentar evitar las bandejas de poliestireno al comprar carne, pescado, fruta o embutidos; ya sea en supermercados y grandes superficies, como en la plaza. Generan demasiados residuos: la bandeja y el plástico que la recubre. Es preferible comprar al granel. Por otra parte, las fiambreras de plástico proporcionan el mismo orden en la nevera.
  4. Debido a su composición (cartón, aluminio y plástico), los envases de tetra-brick son difíciles de reciclar. Aquellos que son de vidrio disponen de un sistema de reciclado más sencillo.
  5. Utiliza siempre los contenedores de reciclaje (papel y cartón; plástico y vidrio) con aquellos materiales de tu compra que se puedan reciclar.

¿Qué consejos añadirías a esta lista?