El mutualismo: favores entre especies

Los seres vivos que habitan un ecosistema pueden interaccionar de múltiples maneras, ya sea positiva o negativamente. Sin duda, una de las interacciones positivas más bonitas y curiosas es el mutualismo, que consiste en que dos especies diferentes mantienen una relación mediante la cual ambas se benefician, aumentando su supervivencia.

El mutualismo: favores entre especies

A continuación os contamos algunas de las relaciones de mutualismo más llamativas que se encuentran en la naturaleza:

  • Pez payaso + anémona: es sin duda la relación más conocida, y se basa en que las anémonas poseen unos tentáculos venenosos (los nematocistos) mediante los cuales protege al pez payaso del ataque de los posibles depredadores. Por su parte, el pez protege a la anémona de de los peces que se alimentan de ella ahuyentándolos.
  • Gobio + gamba ciega: el gobio de Luther es un pez incapaz de excavar por sí solo un refugio en la arena, de manera que la gamba ciega lo hace por él, permitiéndole compartir la madriguera. Sin embargo, tal y como indica su nombre, la gamba es ciega, de manera que el gobio ejerce de “perro lazarillo” y la acompaña y ayuda a encontrar alimento, avisándola cuando hay algún depredador y volviendo ambos al refugio.
  • Hormigas + pulgones: los pulgones son unos pequeños insectos que se alimentan de las hojas de las plantas, de las cuales absorben la savia. Las hormigas “ordeñan” a los pulgones frotándolos con sus antenas para obtener una sustancia azucarada, y a cambio crean “rebaños” de pulgones a los cuales protegen de depredadores como las mariquitas, e incluso se encargan de poner a resguardo el rebaño cuando llueve.
  • Tejón + pájaro: el pájaro de la miel o pájaro guía se encarga de detectar los panales de abejas, para posteriormente, llamar la atención del tejón melífero e indicarle donde están. Por su parte, el tejón destruye el panal para alimentarse de la miel, dejando el camino libre para que el pájaro se coma a las abejas.
  • Cocodrilos + pájaros: una de las imágenes más curiosas que nos podemos encontrar es la de un cocodrilo con la boca totalmente abierta mientras multitud de pájaros entran y salen de ella sin que el cocodrilo haga el menor amago de comérselos. Esto es así porque dichos pájaros se alimentan de los restos de comida que quedan entre los numerosos dientes del cocodrilo, mientras que éste obtiene una limpieza bucal gratuita.

Foto de Luís Pabón

Blanca Rodríguez-Carreño

Sobre Blanca Rodríguez-Carreño

Soy una enamorada del medioambiente y de la naturaleza, pero en especial de los ecosistemas acuáticos a los cuales dedico mi actividad profesional. Me apasiona todo lo relacionado con el mar y la playa, es sin duda mi lugar favorito en el mundo :)
Esta entrada fue publicada en Fauna y flora y etiquetada con , . Guarda el enlace permanente.