arquitectura ecológica

Todas las actividades que realizan los seres humanos tienen algún impacto en el planeta, dependiendo del material que se utilice y del tipo de actividad. En el caso de la arquitectura y la construcción de casas y edificios, se apunta a que el impacto sea menor y a que se programen, proyecten, diseñen, construyan y reciclen edificios sostenibles para el hombre y el medio ambiente. Lo que se busca es la optimización en el uso de materiales y energía.

arquitectura ecológica

Para que conozcas un poco más acerca de la arquitectura ecológica, te proponemos algunos principios básicos a tener en cuenta:

  • Proyectar la construcción de acuerdo al clima local: se debe buscar el aporte energético solar, la optimización de la iluminación para ahorrar energía y aprovechar las características favorables del clima.
  • Valorar las necesidades a la hora de construir: se deben analizar y valorar las necesidades de espacio y superficie, priorizando lo conveniente para el medio ambiente.
  • Ahorro energético: la arquitectura ecológica tiene en cuenta la relación entre la superficie externa, el volumen y el aislamiento térmico del edificio. El objetivo es ocupar poca superficie y realizar un buen aislamiento, para que no se produzca la menor pérdida de calor. Por otro lado, se emplean sistemas de alto rendimiento y bajo consumo eléctrico para la iluminación y los electrodomésticos.

Nuevas energías y materiales reciclables

Continuando con los principales puntos que caracterizan a la arquitectura ecológica, es necesario resaltar los siguientes ítems:

  • Fuentes de energía renovables: para el diseño de un edificio, hay que tener en cuenta el uso de tecnologías renovables y limpias, como las placas de energía solar, la producción de agua caliente sanitaria con calentadores solares y los generadores eólicos.
  • Consumir una menor cantidad de agua: la arquitectura sostenible emplea dispositivos de reducción en el consumo hídrico y valora el agua de lluvia para diversos usos cotidianos.
  • Construcción de edificios sostenibles: se apunta a lugares más duraderos en el tiempo y que no se necesiten reparaciones a lo largo del uso de la vivienda. En caso que se desee demoler, son fácilmente desmontables y reutilizables, ya que el sistema de construcción es simple.
  • Empleo de materiales reciclables locales: se utilizan materiales locales, que requieren la utilización de poca energía, lo que reduce considerablemente el impacto ambiental. Vale recordar que el transporte de materiales desde otras zonas genera un fuerte impacto, al incrementar la emisión de gases contaminantes hacia la atmósfera, por ejemplo.

Foto de Carolina Zuluaga



3 Comments

Comments are closed.